Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» limpiando el salon [libre]
Lun Abr 04, 2011 2:53 am por Charles Baudelaire

» Registro de dones
Lun Ene 10, 2011 9:11 pm por Leopoldo Zachs

» Matricula de la escuela
Lun Ene 10, 2011 9:06 pm por Leopoldo Zachs

» Registro de PB [ROSTROS]
Lun Ene 10, 2011 8:57 pm por Leopoldo Zachs

» o la luna tan bella como una muñeca de porcelana [libre]
Sáb Dic 18, 2010 5:58 pm por Annalisse Deverauz

» de compras [libre]
Sáb Dic 18, 2010 4:39 pm por anabell coen

» Opina sobre el avatar de arriba!
Lun Dic 13, 2010 2:36 am por anabell coen

» Escribiendo [libre]
Miér Dic 08, 2010 2:15 am por anabell coen

» ¿Es posible un pje que sea hijo de vampiro y hechicera?
Sáb Dic 04, 2010 1:08 am por Astrid Lennox

» Recorriendo [Dave + Libre]
Vie Dic 03, 2010 5:57 am por anabell coen

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 20 el Sáb Ago 07, 2010 1:39 am.

Copyright; El foro se reserva en completo el diseño, historias e imagenes presentados en el foro Écolè La Sang.

Cualquiera que plagee o copie alguno de estos se aferrará a las consecuencias por parte de la administración.

Recorriendo sobre el lago de mi mente -Amelia-

Ir abajo

Recorriendo sobre el lago de mi mente -Amelia-

Mensaje por Izecson D. Pritchett el Miér Ago 11, 2010 10:30 pm

Siempre me había gustado estar solo pero ahora buscaba la necesidad de que alguien me acompañara o algo por el estilo. No sé si sentirme afortunado o desafortunado por tener una habitación propia, pero me gustaba más estar solo que compartirla tal vez con alguien de pensamientos totalmente diferentes a los míos. En mi mente rondaba un sentimiento depresivo debido a mi soledad dentro aquel instituto ya que no conocía a nadie, ya que tenía algo de temor por quedar sobre las garras de algún frio o quien sabe de qué otra cosa rara que habite en este mundo. No tenía nada de interés en vivir durante esos minutos o tal vez horas mientras ese sentimiento daba vueltas y vueltas en mi mente. Tenía muchas cosas que hacer un mi habitación como ver algo en el televisor, o estar en la computadora o leer algún libro que no me haya llamado mucho la atención.

Ese sentimiento de depresión me invadió cuando me encontraba tirado totalmente en mi cama mirando hacia el techo y teniendo algún vago recuerdo que me ayudara a volver a mi estado de felicidad pero solo me llegaban recuerdos de muerte, tristeza y otros más sentimientos negros. El mundo me caía sobre mis narices hasta llegar al punto de que creí haberme muerto.

Luego de haberme despertado decidí mejor salir a tomar algo de aire fresco así que me puse una camisa de mangas largas y un short pesquero y salí rumbo hacia el lago un lugar donde podía despejar mi mente. Antes de salir tome una mochila donde empaque un cuaderno y unos lápices de dibujo ya que necesitaba ilustrar mis pensamientos. No tenía la mínima intención de llegas rápido a lago así que me fui en un paso lento mirando todo lo que estaba a mi alrededor, cada objeto, cada partícula de polvo, cada ser viviente que respirara.

Al llegar a la puerta de salida que comunica a la academia con el lago, tome un gran bocado de aire y me sentí algo libre, ya que sentía que una cadena de carcelero me ataba. Esa cadena había desaparecido y por lo tanto era totalmente libre, libre de pensar y de actuar. Busque un lugar plano cerca a lago donde poderme sentar o más bien acostarme sobre mi parte trasera de mi cuerpo.

Ese lugar estaba adornado con algunas flores de colores que mis ojos no habían visto, era algo así como un prado donde poder tener un gran sueño imaginativo. Me senté y volví a respirar pero esta vez pareció un suspiro, aquella acción me hice sentirme ahora si más alegre por lo que saque de mi mochila aquel cuaderno y un lápiz con el que empecé a dibujar la situación en la que me encontraba.

Dibuje a un chico con una chica jugando en aquel majestuoso lugar en el que me encontraba, pero en lo que más me concentre fue en dibujar a aquel lago. Luego de haber terminado de dibujar me llego a la mente una inútil imagen de aquel lugar donde me encontraba. Se trataba de que saliera un gran monstruo de aquellas aguas y que me tragaba.
-Que ridículo.
Me dije a mi mismo ya que fue la peor imagen que he tenido dentro de mi mente.

Luego de haber estado algo feliz volví a mi mente ese momento de depresión que tenía en mi habitación mezclado un una actitud antisocial al que mejor decidí cambiar y buscar alguien con quien hablar, pero no quería abandonar aquel lugar tan precioso, así que me acosté sobre el césped y me quede totalmente dormido.

Mientras dormía tenía un sueño; me hallaba en el lago de la academia y veía que alguien se acercaba y me empezaba a hablar.

Me desperté algo perdido dentro del tiempo y el espacio mire hacia mi reloj de mano y tampoco era demasiado tarde por lo que decidí coger algunas piedras. Cuando tenía unas piedras de todos los tamaños me acerque a la orilla del lago a empezar a lanzar las piedras. Esta Azaña que recordó cuando vivía en Nueva Zelanda. Cuando mi padre y yo hacíamos lo mismo en el mar o en el lago de la gran casa donde vivíamos.

avatar
Izecson D. Pritchett

Mensajes : 177
Fecha de inscripción : 09/08/2010
Edad : 26
Localización : En el Instituto

Ver perfil de usuario http://twitter.com/lSeeBaas

Volver arriba Ir abajo

Re: Recorriendo sobre el lago de mi mente -Amelia-

Mensaje por Amelia A. Gautier el Vie Ago 13, 2010 8:41 pm

Necesitaba aire, salir y conocer mas personas. Últimamente me la pasaba encerrada en mi habitación estudiando y la verdad es que me sentía asfixiada. Así fue como decidí salir a dar un paseo. Camine por los pasillos saludando a todos aquellos que conocía y también a los que no, la verdad es que nunca me había interesado nada eso de ser popular pero al parecer lo era, mi mejor amiga era una de las chicas más populares y buenas, el estar con ella traía sus consecuencias. Amada u odiada pero nunca olvidada, ese era mi lema, el cual siempre aplicaba. La envidia de los demás solo aumentaba mi fama.

Llegue al lago, allí había un chico acostado, me quede mirándolo pensativa, el estaba soñando pero de repente se despertó. No me vio así que se puso a lanzar piedras al agua. Seguí caminando hasta encontrarme cerca de el, la verdad es que me aburría mucho así que solo tenia que hablar, socializar con alguien, el encierro me estaba haciendo daño.

-Hola-

Lo salude con una sonrisa amigable.
avatar
Amelia A. Gautier

Mensajes : 205
Fecha de inscripción : 07/08/2010
Edad : 26

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recorriendo sobre el lago de mi mente -Amelia-

Mensaje por Izecson D. Pritchett el Vie Ago 13, 2010 9:20 pm

Cada vez que tiraba una piedra recordaba cada momento en el cual yo había tenido problemas a los cuales nunca había solucionado y dejado ahí sin que me importaran. Rápidamente sentí la presencia de un chica que se acercaba hacia donde yo me encontraba mientras que ella se acercaba yo cada vez más me sentía algo triste ya que quería estar solo pero a la vez alegra ya que iba a conocer a alguien nuevo.

Jamás había visto a aquella chica en la academia a no ser que fuese aquellas chicas a las que las llamo "ratas de biblioteca" pero ¿porque debía de juzgar a alguien sin conocer? estaba mal hecho haberle puesto ese apoco ya que tampoco era esas típicas chicas nerds que son hasta feas y hacen un daño a la vista de uno.

Cuando ella ya se encontraba al frente mío note que era una chica perfecta y totalmente hermosa. Cuando hablo esas palabras fueron como por arte de magia cantarle a mis oídos.
-Hola -le respondí-. Mi nombre es Izecson Pritchett.
Me le había presentado ya que debía de ser caballeroso y debía de empezar con pie derecho una tal vez buena amistad.

avatar
Izecson D. Pritchett

Mensajes : 177
Fecha de inscripción : 09/08/2010
Edad : 26
Localización : En el Instituto

Ver perfil de usuario http://twitter.com/lSeeBaas

Volver arriba Ir abajo

Re: Recorriendo sobre el lago de mi mente -Amelia-

Mensaje por Amelia A. Gautier el Lun Ago 16, 2010 6:59 pm

Al parecer el chico estaba pensando en sus problemas, no me sentía culpable por el hecho de que yo pudiera ver lo que el pensaba ¿Por qué sentir culpa si no era algo que yo hiciese con intención? Antes si la sentía, pero había tenido que aguantar tantas cosas durante diecisiete años que ya me había acostumbrado, como decían “Hay que verle el lado bueno a las cosas” Aunque no lo tuvieran. En fin, no me metería en sus cosas, al fin de cuentas el no podía saber que yo sabia todo lo que el pensaba. Era imposible.

El chico no me había visto nunca, bueno, eso si que era raro ya que yo era lo que los demás llamaban “popular” pero la verdad es que a mi no me interesaba ese titulo, así que para mi era toda una novedad que alguien no supiera quien era yo. Me tape la boca para no dejar escapar una risita cuando el pensó que yo era una “rata de biblioteca” si, me gustaba leer, pero nunca iba a una biblioteca, la verdad es que yo prefería leer en privado.

Reí, esta vez no lo pude evitar ¿Perfecta? No era la primera vez que escuchaba esa palabra en la mente de los demás, terminaría creyéndomelo. Pero no, yo nunca me consideraría perfecta. Sabia que no era fea, bueno, a los ojos de los chicos que conocía no lo era, pero yo tenía muchos defectos, jamás podría ser perfecta. –Yo soy Amelia, Amelia Gautier. Nunca te había visto por aquí- Dije mientras le extendía mi mano a modo de presentación.
avatar
Amelia A. Gautier

Mensajes : 205
Fecha de inscripción : 07/08/2010
Edad : 26

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recorriendo sobre el lago de mi mente -Amelia-

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.