Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» limpiando el salon [libre]
Lun Abr 04, 2011 2:53 am por Charles Baudelaire

» Registro de dones
Lun Ene 10, 2011 9:11 pm por Leopoldo Zachs

» Matricula de la escuela
Lun Ene 10, 2011 9:06 pm por Leopoldo Zachs

» Registro de PB [ROSTROS]
Lun Ene 10, 2011 8:57 pm por Leopoldo Zachs

» o la luna tan bella como una muñeca de porcelana [libre]
Sáb Dic 18, 2010 5:58 pm por Annalisse Deverauz

» de compras [libre]
Sáb Dic 18, 2010 4:39 pm por anabell coen

» Opina sobre el avatar de arriba!
Lun Dic 13, 2010 2:36 am por anabell coen

» Escribiendo [libre]
Miér Dic 08, 2010 2:15 am por anabell coen

» ¿Es posible un pje que sea hijo de vampiro y hechicera?
Sáb Dic 04, 2010 1:08 am por Astrid Lennox

» Recorriendo [Dave + Libre]
Vie Dic 03, 2010 5:57 am por anabell coen

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 20 el Sáb Ago 07, 2010 1:39 am.

Copyright; El foro se reserva en completo el diseño, historias e imagenes presentados en el foro Écolè La Sang.

Cualquiera que plagee o copie alguno de estos se aferrará a las consecuencias por parte de la administración.

Diario de Seth Blum

Ir abajo

Diario de Seth Blum

Mensaje por Seth Blum el Jue Ago 12, 2010 9:37 am



Siempre subestimé las palabras ‘Querido Diario’, pues para mí nunca tuvieron sentido alguno. Dedicar desde el encabezado lo que uno escribe en lo que al final de cuentas no es más que un cuaderno compuesto por hojas en blanco me hace creer que en realidad me estoy dirigiendo a alguien, o bien a algo, que en definitiva es tangible, y está allí, del otro lado, escuchándome y listo para aconsejarme. Pero nada de eso ocurre en realidad; uno escribe a la nada o porque simplemente necesita plasmar sus ideas, pensamientos, sentimientos o sólo hechos de su vida, recuerdos o memorias. En definitiva y sea lo que sea que uno escriba, es sólo la mente, la pluma y el papel los únicos que están interviniendo en aquel momento, ¿o no?
No tengo respuesta a esa pregunta, pero lo importante es que hoy más que nunca apoyo esta hipótesis; porque pienso que si en verdad escribir traería consigo una ayuda extra a la hora de tomar decisiones, yo no estaría en este momento; con mi pluma en mano, garabateando estas palabras en un intento por encontrar, aunque sin éxito alguno, una guía que me ayude a optar por el mejor camino para mí.
No es la primera vez que sufro una decepción, hasta puedo decir que tal vez me haya acostumbrado a ellas, o al menos hoy tengo más defensas para contrarrestarlas, pero esta vez es distinto; por el simple hecho de que sé, aunque no quiera admitirlo, que en cierta medida me busqué lo que ahora me está pasando, o mejor dicho, lo que NOS está pasando.
El amor llegó, y como se instaló por un breve tiempo se fue, sin avisar tal vez, lo hizo de un día para otro y me dejó acá, sin saber cómo actuar. Claro que no se fue por completo, ¿Pero cómo sabe uno si lo que resta, si lo que queda, es suficiente para seguir adelante y darse una nueva oportunidad? Ya el sólo hecho de plantearme a mí misma dicha pregunta me hace pensar que tal vez no sea suficiente, que tal vez sea necesario mucho más para poder asegurarse que todo irá bien, y sólo una batalla no significa perder la guerra.
Son preguntas sin respuestas, que espero encontrar algún día, o al menos una pizca de ellas para poder tomar las decisiones correctas, y evitar caer en la equivocación. Decisiones que se suman a muchas otras, en esta etapa de cierre de capítulos y nuevos comienzos, ya que en pocos meses terminaré la secundaria y tendré que decidir mi futuro, aunque eso es un tema aparte sobre el que ya tendré tiempo de meditar, o al menos eso espero.
Hoy el único que ocupa mi cabeza es él, y sólo sé que lo extraño; pero si eso es verdad, ¿por qué fui el primero en apartarlo?..



Mi relación de amistad con Mitch sigue siendo tan fuerte como en el génesis de mi vida. Parece que todo se va deteniendo, lo cual agradezco. El tercer nivel ha llegado, y me ha pillado por sorpresa. A la vez, tambien conocí a Amelia, una chica increible. Estuvimos viendo las estrellas, y despues conseguí que fuera mi pareja en la fiesta de inicio de año.
La fiesta de inicio de año, una gran fiesta. Si no fuera porque su misión era hacerme recordar que solo un nivel me separaba de la soledad. La soledad, lo que he sentido durante mucho tiempo y que volverá a pasar







//

//



//
avatar
Seth Blum

Mensajes : 282
Fecha de inscripción : 07/08/2010
Localización : Skypea

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.