Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» limpiando el salon [libre]
Lun Abr 04, 2011 2:53 am por Charles Baudelaire

» Registro de dones
Lun Ene 10, 2011 9:11 pm por Leopoldo Zachs

» Matricula de la escuela
Lun Ene 10, 2011 9:06 pm por Leopoldo Zachs

» Registro de PB [ROSTROS]
Lun Ene 10, 2011 8:57 pm por Leopoldo Zachs

» o la luna tan bella como una muñeca de porcelana [libre]
Sáb Dic 18, 2010 5:58 pm por Annalisse Deverauz

» de compras [libre]
Sáb Dic 18, 2010 4:39 pm por anabell coen

» Opina sobre el avatar de arriba!
Lun Dic 13, 2010 2:36 am por anabell coen

» Escribiendo [libre]
Miér Dic 08, 2010 2:15 am por anabell coen

» ¿Es posible un pje que sea hijo de vampiro y hechicera?
Sáb Dic 04, 2010 1:08 am por Astrid Lennox

» Recorriendo [Dave + Libre]
Vie Dic 03, 2010 5:57 am por anabell coen

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 20 el Sáb Ago 07, 2010 1:39 am.

Copyright; El foro se reserva en completo el diseño, historias e imagenes presentados en el foro Écolè La Sang.

Cualquiera que plagee o copie alguno de estos se aferrará a las consecuencias por parte de la administración.

Pequeño escape {Kimberley Monroe}

Ir abajo

Pequeño escape {Kimberley Monroe}

Mensaje por Fallon M. Beaumont el Dom Ago 08, 2010 12:07 am

No era que no me gustase estar en la escuela. Disfrutaba mucho pasar los ratos libres con Mitch y mis amigos. Pero a veces, es necesario hacer algo fuera de lo normal, algo para poder cambiar la rutina, ya que odiaba hacer lo mismo por muchas veces. Me gustaba cambiar, divertirme, hacer cosas nuevas y experimentar. Mi mente estaba llena de ideas, de planes secretos para poder escabullirme, jueguitos de espía encubierta que escapaba de todos los obstáculos sin ser descubierta. Pero la verdad era que, salir de la escuela un fin de semana, no era tan difícil, pues los alumnos de Segundo y Tercero tenían autorización para salir a la ciudad el fin de semana. Así que solo tuve que avisar a uno de los prefectos y ya, estaba fuera de la escuela lista para divertirme.

Como quería hacer algo nuevo, algo arriesgado, había decidido salir con el sol aún el cielo. Tuve que echarme de ese protector extraño en toda la piel, pues de lo contrario terminaría quemada de la peor forma y vuelta cenizas en un par de minutos. A pesar de tener el protector, el sol seguía siendo irritante, sentía un pequeño ardor en la piel, era molestoso y picaba, por lo que no salí tan temprano; aún estaba el sol en el cielo, pero ya en unas dos horas se escondería. Y pretendía entrar lo antes posible a la galería, quería hacer algo arriesgado pero no tentar a la suerte. Así que ya cuando estuve afuera; vestida con mis jeans color claro, mi blusa negro azulado y mi chaqueta de cuero falso negra, y con mi bolso gris en la mano; fuí corriendo hasta el paradero, donde tomé uno de los autobuses que iban hacia el centro.

Galerías Lafayette. La verdad no me gustaba tanto "vitriniar" y esas cosas como muchos pensarían, y como a casi todas las chicas. La verdad es que prefería dar vueltas por el lugar, pensando en mis cosas, y parando de vez en cuando en alguna librería a ver que libros interesantes podría comprar la próxima vez que viniera, o ir a alguna tienda de música y probar los CD´s. La verdad era que ropa era lo que menos miraba. Una vez adentro de la Galería fuí hacia el segundo piso, y me senté en una de las bancas del lugar, me quedé mirando tranquilamente el paisaje de las tiendas, y viendo a los humanos pasando de aquí para allá cargados de bolsas.
Suspiré, y cerré los ojos. Ya no me sentía tan divertida de estar acá. Me sentía algo sola, y no era uno de esos momentos en los que quería estar sola. Hubiera preferido volver al instituto pero, la verdad era que, no quería volver a los cinco minutos de haberme ido, me sentiría algo idiota por no haber hecho nada productivo luego de tanto lío que hice planeando salir. Así que, simplemente esperaría, a que algo emocionante pasara. O a que pasara el tiempo suficiente para irme sin sentirme tan tonta.

___________________________________

Mi mundo perfecto~:



I love u VBF:


Te quieramdoro Mitch!
avatar
Fallon M. Beaumont

Mensajes : 309
Fecha de inscripción : 01/08/2010
Edad : 22
Localización : Al final del arco iris :3

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeño escape {Kimberley Monroe}

Mensaje por Kimberley Monroe el Dom Ago 08, 2010 6:50 pm

Al abrir los párpados, y me topé con lo blanco del techo de la habitación donde dormía plácidamente. Enfoque de forma lenta la mirada, eso siempre me pasaba cuando abría los ojos después de dormir, me costaba enfocar la mirada. No me moví ni un centímetro de donde estaba; acostada en la cama de dosel en la 'pequeña' habitación que renté hace no mucho. Mi respiración era lenta y por mi mente pasaban muchas cosas, por ejemplo lo que haría el día de hoy. ¿Iría a comprar algo? ¿Investigaría mas de las criaturas que rodeaban a los humanos y que ellos no se daba ni cuenta de ello? ¿Me quedaría en la cama un poco más? Nah, hoy quería descansar de tanto querer saber. Adquirir mas conocimiento sería mañana. Hoy me daría una vuelta por Galerías Lafayette. Sí, no era una mala idea.

Al girar la cabeza noté que no era ni muy tarde ni muy temprano, así que quitando las sabanas blancas y rojas que me cubrían me senté en el borde de la cama para estirarme de forma lenta y agradable. Arrastré los pies hasta donde era el pequeño baño; una tina hermosa de mármol blanco con negro, un tocador para dos personas donde había un espejo que poseía un marco dorado dándole toques antiguos y elegantes al cuarto. Me despojé de mis ropas y abrí el grifo de la regadera de metal que estaba encima de la tina. Luego de unos cuantos minutos en el agua que me sirvieron para refrescar la mente, salí en vuelta en una toalla y me vestí como normalmente lo hacía, una blusa color azul celeste, unos vaqueros y mis zapatos color negro. Mi cabello lo había dejado suelto pues no me agradaba peinarlo aún cuando estaba húmedo, tomando la cartera y un sueter beige, salí de la habitación caminando de forma grácil pero no de forma exagerada.

Tomé un taxi, pues no quería caminar y en cuestión de minutos ya estaba en mi destino, Galería Lafayette. Me dirigí al segundo piso donde tenía claro que allí estaba lo que me interesaba, la ropa.
Mi cabeza venía e iba en un intento por admirar todo lo que estaba al alcance de mis ojos, quería ir allí, pero no tenía primero que visitar la de allá. 'Aclara tus ideas Kim' pensé para mí y como si fuese una orden me fue a sentar a una banca donde noté que había un chica pelirroja, tenía la vista al frente. Pensando que debería visitar primero.


Off Perdona la tardanza u.u
avatar
Kimberley Monroe

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 07/08/2010
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeño escape {Kimberley Monroe}

Mensaje por Fallon M. Beaumont el Lun Ago 09, 2010 10:17 pm

Aburrimiento. La verdad era que había sido una mala idea venir para acá sola, pues no era de las que compraban mucho, ni si quiera era buena para "vitrinear" si no estaba con mis amigas, generalmente veía más libros que nada, no tenía gracia probarme ropa que no me compraría si no estaba con alguien con quien reírme, sacarnos fotos y burlarnos de los atuendos tontos que nos probábamos. Pero claro, una vez que se me metía una idea en la cabeza no descansaba hasta conseguirla, aun que al final me diera cuenta que realmente no había razones para desearlo tanto, como ahora, que estaba aburrida y sola mirando a la nada.

Cerré los ojos por un momento, escuchando los ruidos de todos los humanos, que hablaban, reían, susurraban, se quejaban, más los llantos de uno que otro niñito humano. Era un poco desesperante, pero no fue difícil para mi silenciarlos a todos. Aun que claro, solo para mi. Era como si fuera sorda, ya no escuchaba ni un solo sonido, y podía relajarme pensando en lo que iba a hacer primero, en que quería hacer, antes de empezar a hacerlo. No era de las que pensaban las cosas antes de hacerlas, era más bien impulsiva, pero en este momento, que no tenía nada que hacer, parecía ser la mejor opción.

Podía comprarles regalos a mis amigos, como un regalo de bienvenida a un nuevo año, o nuevos cuadernos pues me estaba quedando sin cuadernos para escribir, y libros pues en mi tiempo libre me los devoraba. Podía comprar cosas para el año, cosas que sabía que serían necesarias, o cosas para organizar una fiesta para invitar a algunos de los nuevos a ser amigos. Habían bastantes opciones, ahora que lo pensaba mejor, podía ser divertido salir sola, así podía comprar regalos sorpresas y cosas que necesitara sin que me incomodara. ¡Era perfecto! No pude evitar soltar una risita, cambiaba de pensamiento más rápido de lo que respiraba. Una chica bipolar, si que lo era. O al menos en estos casos.

Fue entonces cuando abrí los ojos, mirando al frente, y desconecté mi don para volver a escucharlos a todos. Y en ese momento me di cuenta de que una chica se había sentado a mi lado. La miré por un segundo, que fue suficiente para poder tener una descripción perfecta de ella. Era muy bonita, y aparentaba tener unos tres o cuatro años más que yo, solo en apariencia puesto a que biológicamente debía tener unos dos años menos que yo. No sabía si decirle algo o que, la verdad era que, no era muy buena para acercarme a la gente, pero sentía algo diferente en ella, como si no fuera una humana normal. Eso hizo que volviera a mirarla, pero sabría que se sentiría incómoda si seguía, por lo que quité la mirada y negué con la cabeza. Mejor sería olvidarme de eso. Aun que, no me gustaba quedarme con la curiosidad.

___________________________________

Mi mundo perfecto~:



I love u VBF:


Te quieramdoro Mitch!
avatar
Fallon M. Beaumont

Mensajes : 309
Fecha de inscripción : 01/08/2010
Edad : 22
Localización : Al final del arco iris :3

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeño escape {Kimberley Monroe}

Mensaje por Kimberley Monroe el Miér Ago 11, 2010 11:50 pm

Mi mirada azul intenso y ciertamente oscura iba y venía, en ocasiones llegaba a encontrar interesante las reacciones y asuntos de los humanos, hasta que una vocecita de campanillas me hizo fijarme en las dos personas que estaban cerca mío. "¡Mira mamá!" decía una niñita de cinco años con sus rulos negros y un osito de peluche abrazado por ella, sus ojos oscuros miraban con admiración la vitrina de la juguetería que estaba allí. Estiré un poco el cuello, mirando lo que debía ser para ella un sueño hecho realidad, y por tiendas comerciales... Una muñeca vestida de rojo, los holanes negros y sostenía un ramo de flores, la sonrisa perfecta y el vestido era tan largo que no se podía ver el tipo de zapatos que traía, debía ser alguna edición de muñeca nueva. Esbocé una sonrisa de lado, yo habría estado así si tuviera la edad de la chiquilla, aquello me hacía remontar mis días felices.

Arrugué la frente mirando a la ola de humanos y quien sabe que más criaturas ir y venir. Aquello me hizo recordar toda mi travesía por el mundo, pero no sabía con precisión la razón o el porqué. Sin dudar se me formó una sonrisa pequeña pero divertida y negué con la cabeza. Seguramente era porque estando con mi abuela, la acompañaba a los mercados a ir de compras, por lo indispensable y demás, yo me quedaba afuera esperándola debido a que no me gustaba entrar a esos lugares, ¿la razón? Bueno, siempre terminaba queriendo algo y armaba un gran pancho, del tamaño del mundo para que me lo comprasen, cosa claro está, que jamás sucedía.
'Ah que cosas' pensé soltando un suspiro. Lo rápido de que pasaba el tiempo y lo rápido que el pensamiento, fuera humano o no, cambiaba de forma inexplicable. Ladeé un poco mi cabeza, en dirección a la chica que estaba a mi lado; por algún extraño motivo ella se me hacía... Diferente. Y no lo decía ni porque fuese pelirroja, ni que fuera guapa, o por sus ojos grandes, azul intenso y bellos, sino que su esencia, si eso... Me era diferente, me alerté enseguida. Tal vez era ridículo pensar que ella fuese un dividido, un lycan o peor aún... Vampiro. Yo nunca había visto un vampiro en mi vida, ni siquiera en mi recorrido 'mundial' me había topado con uno, y sencillamente si esa chica fuese uno no me gustaría tener problemas. 'O será que estas de paranoica y sencillamente sea una humana' señaló mi mente y rechacé ese pensamiento. Estaba segura de que ella era algo, una criatura que convive con los humanos, si. Debía ser eso. Me mordí el labio inferior meditando las miles de posibilidades que podían existir, la miré de reojo.Estaba sonriendo y negando con la cabeza, ¿se daría cuenta de lo que era yo? ¿O lo intuía?

Era dificil saberlo sin tener el don de leer mentes. Blanqueé los ojos, ¿qué no era yo por excelencia una bruja "poco convencional"? Si, pudiera ser que entre brujas y vampiros hubiera ciertas fricciones, pero eso no quería decir que nunca pudiera llevar una amistad con ellos.. ¿Cierto? Con ese pensamiento en mi mente, de forma incociente hice que mi cuerpo de moviera haciendo tirar mi bolso, hice una mueca de disgusto. -Oh rayos, felicidades Kim.- me dije a mí misma, bufando. Si no lo recogía a tiempo seguramente alguno de allí atraparía la oportunidad y se llevaría corriendo mi bolso. Suspiré fastidiosamente y me comencé a agachar para levantar el bolso.
avatar
Kimberley Monroe

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 07/08/2010
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeño escape {Kimberley Monroe}

Mensaje por Fallon M. Beaumont el Jue Ago 12, 2010 1:49 am

La curiosidad medio que me mataba, ¿medio? la verdad me estaba carcomiendo por dentro. Podía sentir que aquella chica irradiaba algo diferente, que no era igual a cualquiera que hubiera conocido, incluso creía percibir algo diferente en el aroma de su sangre, algo ligeramente distinto, que alteraba el perfume común de la sangre humana. Quizás eran solo ideas mías, aun que estaba segura de que ya lo había sentido antes en alguna otra parte. Quizás en la academia o no se donde, pero esa pequeña peculiaridad diferente en su olor, me hacía creer que ella no era una humana normal. Eso me estresaba, el estar segura de que algo diferente había en ella pero a la vez no poder estarlo. ¡Me estresaba ese sentimiento!

Quería dejar de pensar en eso, era una estupidez realmente, no necesitaba seguir torturando mi mente con la misma duda una y otra vez en menos de un segundo, debía concentrarme en cual quier otra cosa. No estaba aquí para obsesionarme con el aroma de una humana -si es que lo era- estaba aquí para sacar provecho al fin de semana y hacer algo nuevo, algo divertido, y hacer las compras necesarias e innecesarias que alcanzaran con el dinero que llevaba. Si, en eso debía concentrarme. Miré a mi alrededor, buscando la tienda que más me interesara, para saber donde empezaría a comprar. ¿Tienda de libros, algún lugar donde comprar cuadernos? ¿cosas para mi primero o cosas para el resto? No me decidía. Había tantos lugares, tantas opciones... Pero sentía que no era eso en lo que quería pensar.

Que cabeza más difícil de cambiar era la mia, no podía sacarme una idea de la cabeza una vez que entrara en ella. Era una chica complicada, necia, que siempre debía conseguir lo que quería solo por el hecho de quererlo. Aun que no era mimada, -o quizás solo un poco- pero era muy muy terca y decidida. Y había decidido cuestionarme que era esa chica hasta quemarme los sesos de tanto pensar. En unos segundos empezaría a echar humo por los oídos, estaba segura de eso. Hice una mueca, mejor sería que me fuera de allí antes de empezar a preguntarle, o mejor dicho interrogarle, por qué su sangre era diferente, o si realmente era diferente, y que se suponía que era. Entonces noté que ella se estaba alterando levemente por mi presencia. Ahora si estaba más confundida, ¿Es que ella había notado algo diferente en mi también? ¿O simplemente le ponía nerviosa mi presencia como a la mayoría de los humanos en presencia de un depredador? ¡Me estaba super volviendo loca!

¿Qué estaba pasando? ¿Qué era ella? No estaba segura por que se había sentido un poco alterada, tampoco estaba segura si había sido por mi o por que. Seguro era la peor vampira que podría existir, y seguramente cual quier otro sabría que era lo que estaba pasando, o quizás ni si quiera les importaría el tema. La chica en un descuido botó su bolso y su contenido, y se apresuró a tomarlo, pero en el momento que ella se agachó a recoger las cosas yo ya estaba en el suelo recogiéndolas, con algunas de sus cosas agrupadas en mi brazo y con la otra mano ofreciéndole su bolso.
¡Rayos! Acababa de caer en la cuenta de que había actuado muy rápido, más que un humano normal. Me puse algo nerviosa, pero no dejé que ella lo notara. Esperaba que no hubiera notado lo rápido de mis movimientos, pero estaba segura de que si lo había notado. Ahora si era seguro, era la peor vampira del mundo.


- Aquí tienes- Le dije con una sonrisa algo cohibida. Me sentía estúpida y nerviosa, y a la vez, ansiosa por saber que era aquella chica.

___________________________________

Mi mundo perfecto~:



I love u VBF:


Te quieramdoro Mitch!
avatar
Fallon M. Beaumont

Mensajes : 309
Fecha de inscripción : 01/08/2010
Edad : 22
Localización : Al final del arco iris :3

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pequeño escape {Kimberley Monroe}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.